La distancia comercial entre Samsung y Apple se está distanciando cada vez más. Un reciente estudio realizado por la consultora Strategy Analytics, demuestra que las ventas de Samsung han experimentado un considerable decremento durante el último tramo del año pasado, sobre todo en comparación con Apple.
Todo apunta a la salida del nuevo iPhone 6, apostando por pantallas de mayor tamaño, habrían dado en la tecla para aumentar una distancia en ventas que no se veía tan espaciada desde el año 2011.



Los datos que arroja el balance de ventas de Samsung durante el último trimestre del año pasado habrían representado sólo un 17,2% de cuota de mercado frente a los 48,9% de Apple.

Mejor pintan los resultados si sólo nos fijamos en las ventas globales de Samsung y Apple durante todo el periodo de 2014. La empresa surcoreana ha ostentado una cuota de mercado del 25.1%, mientras que los de Cupertino han salido bien parados con un 37.6%. En todo caso los mejores resultados de Samsung fueron en el 2013, donde su cuota de mercado estuvo prácticamente pareja respecto a Apple con un 34.1% frente a los 34.2% de la gran manzana.